Páginas

miércoles, 2 de mayo de 2018

El piso mil

Título original: The Thousand Floor

Autor: Katharine McGee

Editorial: Molino

Lanzamiento en español: 2016

Pág.: 480

Saga: El piso mil (#1 de 3)

UNA CHICA CAE AL VACÍO. SUS SECRETOS NO MUEREN CON ELLA. Año 2118, una supertorre se alza sobre el skyline de Nueva York. Es una sociedad en sí misma, en la que las plantas superirores están habitadas por familias inmensamente ricas, mientras que en las inferiores subsisten las clases más bajas. La caída de una chica desde lo más alto amenazará con sacar a la luz los secretos de sus habitantes: mentiras, excesos, traición, amores prohibidos... que harán temblar los mismos cimientos de la torre. Entre el lujo sofisticado y la tecnología más avanzada, un grupo de jóvenes tendrá que encontrar su lugar en lo más alto.
SOBREVIVIR EN LA CIMA DEL MUNDO TIENE UN PRECIO QUE NO TODOS ESTÁN DISPUESTOS A PAGAR.

Todo comienza con un prólogo donde la autora nos sitúa en un mundo futurista, sus habitantes están inmersos en tecnología y lujos, y una chica cae al vacío desde el piso mil. No sabemos quién es, no sabemos qué secretos tiene, no sabemos qué la ha llevado a acabar así. 

Un comienzo para un libro y un final para un personaje.


Así empieza “El piso mil”. Sin duda no deja indiferente, ya que para saber quién es y el por qué, tendremos que adentrarnos en este mundo creado por McGee, donde las intrigas, las mentiras, el poder… está por encima de todo. 

Este mundo futurista que nos plantea la autora plagado de lujos, solo es factible para algunos, ya que las clases sociales dependerán del piso en el que vivas. Sin duda Katharine ha sabido crear todo un mundo. Y lo novedoso, es que todo el está dentro de un gran edificio. (Algo que sin duda me ha costado imaginar y que me chocó muchísimo cuando comencé a leer esta novela).

Conforme vamos avanzando en la historia, la trama y las intrigas se van entrelazando, hasta el punto de que en ocasiones no sabes muy bien en qué piso se estaba desentramando todo. Ya que la autora va mezclando varios pisos, debido a que los personajes también se van relacionando entre si.

Eso sí, algo que te dejará con la boca abierta es la cantidad de tecnología y avances que es capaz de crear Katharine en su obra. Sin duda todo un pensamiento futurista.

Sin embargo he de mencionar algo que se me hizo algo lioso. Y es que cada capítulo tiene un narrador distinto. Con lo que llegamos a tener 4 o 5 (no recuerdo exactamente) narradores. Por un lado está bien porque podremos ver los distintos puntos de vista de los personajes. Saber qué piensan, sus miedos, sus mentiras y sus anhelos. Pero también se hace algo lioso, tantos personajes y de distinta índole tan “de sopetón”.

Lo que me ha encantado y que me ha dejado con ganas de más, fue el final. Sin duda no deja para nada indiferente. y quieres saber qué va a pasar a partir de ahora.







martes, 10 de abril de 2018

Mañana Azul




Título original: Morning Star

Autor: Pierce Brown

Editorial: Molino

Lanzamiento en español: 2017

Pág.: 672

Saga: Amanecer Rojo (#3 de 3)




Arriesgándolo todo para hundir la Sociedad dorada, Darrow ha sobrevivido a las despiadadas rivalidades entre los guerreros más poderosos. Ha logrado ascender y ha aguardado pacientemente el momento de desencadenar la revolución que acabará con la jerarquía desde dentro. Por fin ha llegado la hora
TRAICIONADO POR SUS ALIADOS.
ABANDONADO A LA OSCURIDAD.
UNA VOZ SE ALZARÁ POR LA JUSTICIA.
Para vencer, necesitará persuadir a los que están sumidos en la oscuridad para que rompan sus cadenas y reclamen un destino que se les ha negado durante mucho tiempo. Un destino demasiado glorioso para renunciar a él.
CUANDO LA LIBERTAD ESTÁ A TU ALCANCE LA ESPERANZA SE CONVIERTE EN TU ENEMIGO.




Mi opinión: Antes de nada, si no has leído los dos libros anteriores, te recomiendo que NO sigas leyendo esta reseña, ya que puede contener spoiler

Con esta tercera entrega, de nuevo volvemos al mundo que Pierce Brown nos ha creado. Junto con Darrow y sus amigos, volveremos a luchar mano a mano y codo con codo, para conseguir llevar a cabo la ruptura de la jerarquía que los dorados habían establecido. Y para ello nos veremos inmersos en una batalla de estrategia, traiciones y manipulaciones

Ya en el anterior libro Brown nos dejo con el corazón en un puño. Y es que el arresto de Darrow y la matanza de algunos de sus amigos y aliados, fue un golpe duro que nos dejo con el corazón encogido y conteniendo el aliento. 

En esta tercera parte todo comienza desde ese punto. Meses después de que fuese capturado, nos encontramos con un Darrow que está derrumbado física y psicológicamente. Y lo que es peor, a merced de sus captores. Y para poner la guinda del pastel, su secreto ya ha dejado de serlo. Y todos saben lo que ha estado ocultando.
Sinceramente he de reconocer que toda esta primera parte fue muy angustiosa y agobiante. Sin duda el autor sabe evocar a la perfección esa ansiedad y desesperación del protagonista. Y es capaz de transmitir toda la tensión del momento.

Darrow tendrá que sobreponerse y llevar a cabo su sueño y el de Eo. Tendrá que contar con toda su astucia y crear alianzas para poder llevar a cabo todos sus planes, una vez más. Volver a trabajar junto a Ares, y estar al servicio de las decisiones de otros, pero todo esto no durara y acabará por tomar las riendas de su destino y del de sus amigos.

Como en las anteriores entregas, es increíble lo audaz que es el protagonista. Y las estrategias de guerra, tan bien construidas y desarrolladas. Por poner una pega, había ciertos momentos en los que cansaba tantas estrategias militares, aunque entiendo que podría ser interesante para la novela.

Brown sin duda sabe cómo jugar con las emociones. Y es que en todo el libro he tenido los sentimientos y emociones a flor de piel. Cuando creía que sabia como iba a acabar la historia, pasaba algo y todo cambiaba. Desde luego que no te deja indiferente ya que no deja que demos nada por sentado.

Sin duda he disfrutado mucho este libro y esta saga. Aun con lo mal que lo he pasado en ciertos momentos, todo ha merecido la pena. Convirtiéndose en una de mis sagas preferidas.